Las supersticiones y rituales más famosos de los futbolistas

messie

Como en cualquier otra práctica deportiva de elite en la que el éxito se deba, en parte, a tener algo de suerte, dentro del mundo de fútbol los rituales y las supersticiones abundan, ya sean con connotaciones religiosas o, simplemente, manías y supersticiones personales que los futbolistas repiten siempre en ciertos momentos, como antes de lanzar un penal, antes del partido o tras un gol. Lo cierto es que algunas de ellas resultan de lo más curiosas y no hacen otra cosa que demostrar el gran compromiso y responsabilidad que estos deportistas tienen ante la disputa de un partido de primer nivel.

Messi y Cristiano Ronaldo comparten supersticiones

A todo el mundo le consta que Messi y Cristiano son, hoy por hoy, los dos mejores futbolistas del mundo. En realidad, ambos poseen un carácter muy diferente; Messi es más frío y calculador, además de demostrar mucha humildad dentro y fuera del terreno de juego. Por su parte, el portugués es más temperamental y presuntuoso en cualquier faceta de la vida.

 

No obstante, comparten una manía en sus respectivos equipos, puesto que en todos los partidos oficiales del Barcelona y del Real Madrid son los últimos en saltar al terreno de juego. Además, el astro portugués repite siempre el mismo ritual antes de lanzar una falta al borde del área: coloca cuidadosamente el balón con las dos manos, da tres pasos hacia atrás, se abre de piernas considerablemente, respira hondo e inicia la carrera para golpear el balón con la habilidad que le caracteriza. Pero el repertorio de supersticiones de Cristiano continúa: otra de ellas es entrar siempre con el pie derecho al campo. Un ritual que también seguían grandes jugadores como Iván de la Peña, Roberto Carlos o Sergi, incombustible lateral izquierdo que jugaba en el Barcelona y en la selección española.

Las múltiples manías de los porteros

El famoso portero Iker Casillas también cuenta con una buena colección de supersticiones, algunas de ellas bastante extrañas. Por ejemplo, siempre recorta sus camisetas de portero, además de colocarse las medias del revés. Asimismo, antes del inicio de los partidos, hace un surco con la pierna izquierda desde la corona del área hasta la línea de gol y, si su equipo marca, se dirige a la portería, da un pequeño salto y toca el larguero con la mano izquierda. Y es que los porteros son, posiblemente, los futbolistas que tienen más supersticiones, quizás por el hecho de jugar en una posición que les otorga un plus de responsabilidad. En este sentido, podemos mencionar a Pepe Reina, antiguo compañero de Casillas en la selección española. Según cuentan, Reina antes de los partidos de su equipo va a repostar gasolina y aparca su vehículo siempre en el mismo sitio.

Seguimos con los arqueros. Si no eres demasiado joven, seguramente recordarás al portero colombiano René Higuita, famoso en el mundo entero por sus arriesgadas salidas del área con el balón controlado. Pues bien, el caso de Higuita es muy curioso, puesto que, según él mismo cuenta, a finales de la década de los ochenta fue a ver a una vidente que le dijo que a su equipo de por entonces, el Atletico Nacional, le habían hecho algún tipo de brujería y que la solución era que todos los futbolista se pusieran unos calzoncillos azules que la misma vidente les proporcionó. Sea como fuere, aquello dio excelentes resultados y conquistaron la Copa Libertadores. Higuita afirmó que desde entonces los usó a lo largo de toda su trayectoria profesional.

Pero para supersticiones curiosas la del portero argentino Goycochea, especialista en parar penales en el mundial de Italia 90.

goycochea

Dicen que su gran suerte se debía a que antes de cada tanda de penales decisiva orinaba en el centro del campo, rodeado de los demás futbolistas para no ser visto. También se comenta que lo repitió en la Copa América de 1993, en la que, a la postre, también la albiceleste se proclamó campeona.