Supersticiones y mitos más populares de los casinos

Aquellos que, con asiduidad, visitan los casinos, suelen tener una serie de supersticiones que cumplen a rajatabla. Asimismo, también creen en mitos que, a pesar de no estar demostrados, para ellos son dogmas de fe. En este artículo nos hemos propuesto hablar acerca de los más habituales para que los comprendas mejor y sepas si hay alguno que te viene bien.

El origen de los mitos y supersticiones en los casinos

Lo primero que has de saber acerca de los mitos y supersticiones que rodean al universo de los casinos es que, por lo general, tienen más que ver con la psicología que con la realidad. De hecho, se trata de acciones o creencias que se toman como verdaderas sin que haya evidencias de que lo son. Por lo tanto, también han de considerarse como relativas. Es importante saber que, tras cruzar la puesta de un establecimiento de este tipo, las posibilidades de ganar o perder son las mismas sin importar dichos mitos y supersticiones.

Mitos y supersticiones más famosas en los casinos

En primer lugar, vamos a hacer referencia a los principales mitos que rodean a las ruletas de los casinos ya que este es uno de los juegos más demandados por los usuarios. Sin duda, una de las más frecuentes es la denominada como ‘número dormido’. En concreto, consiste en la superstición de que aquellos casilleros en los que, a lo largo de la noche, nunca hayan caído las bolas, tienen más probabilidades de salir en el futuro cercano. De hecho, este es el motivo por el que muchos jugadores anotan los giros y los consultan antes de efectuar las apuestas.

 

Evidentemente, esto no tiene ningún fundamento debido, principalmente, a que los giros de la ruleta dependerán de la fuerza que se ejerza sobre ella y a la posición en la que hubiese quedado la última vez que se detuvo. Así que, definitivamente, la probabilidad de que estos números salgan es exactamente la misma que la que posee el resto.

Por su parte, respecto a las máquinas tragaperras, hay mitos y supersticiones más fundadas. Por ejemplo, generalmente, los jugadores no suelen querer apostar en máquinas que ya hayan dado un premio grande esa misma noche. Esto se debe, fundamentalmente, a que creen que no volverá a darlo en las siguientes horas. Evidentemente, este razonamiento responde a una lógica muy simple, la cual afirma que las posibilidades de que vuelva a salir, teniendo en cuenta la cantidad de carriles, es muy escasa.

Por otro lado, en el ámbito de las supersticiones, hay que hacer alusión a lo que los jugadores de los casinosdenominan ‘cábalas’. Sin duda, estas son tantas y tan variadas que harían falta varios artículos de miles de palabras para abarcarlas a todas. En este sentido, una de las más extendidas y que, a buen seguro, te suena bastante, es la de llevar una pata de conejo en el llavero o en el bolsillo, la cual se cree que da buena suerte.

Sin embargo, muchos jugadores extienden estas cábalas hasta donde llega su imaginación. De hecho, es habitual que se presenten en los casinos con amuletos, imágenes de santos o determinadas prendas de vestir y que, sin ellas, se nieguen a apostar. Asimismo, otros muchos solo invierten su dinero en determinados números. Cada uno tiene sus creencias y las aplica como cree oportuno.

En definitiva, hay muchos mitos y supersticiones que rodean a los casinos y a los jugadores que juegan en ellos. Y es que, a pesar de que nada demuestra que sean efectivos, todos necesitan una ayuda psicológica que les ayude a confiar en que, ese día, van a salir siendo millonarios. ¡Ojalá!